El impulso de la transformación tecnológica a partir de la crisis COVID-19

No fue hace mucho que los contagios de COVID-19 comenzaron a replicarse, se regaron como pólvora en lugares que, aunque parecían lejanos a nuestra realidad, no tardaron en tocar a la puerta de nuestras naciones y ciudades. Nos vimos obligados a tomar medidas preventivas y a acudir al encierro como única alternativa de protección ante el gigante invisible, que ya ha cobrado más de 100.000 muertos alrededor del mundo. Sin embargo, a diferencia de otras, la actual pandemia ha llegado en pleno auge tecnológico, donde digitalizar una gran mayoría de las diferentes labores que desempeñamos a diario se convirtió en una realidad más que en una visión.

La crisis no solo crece para el sector salud, el sector económico recién está comenzando a sentir los impactos negativos y muchos países luchan, no solo por evitar la propagación del virus, sino sobre todo por evitar el quiebre irreparable en la economía nacional.

Mientras las personas transforman sus hábitos al uso de las herramientas digitales para desempeñar sus labores, conectar con sus familias, aprender nuevas cosas, entretenerse y cualquier otra actividad social; las empresas, no solo pequeñas y medianas, sino todas aquellas que buscan mantenerse en pie se han visto en la obligación de ofrecer soluciones tecnológicas y migrar a medios digitales. Esto se hizo necesario, tanto para continuar prestando sus servicios al público como para permanecer presentes en las mentes de sus grupos de interés, en el caso de aquellos cuyos servicios de ninguna manera pueden cambiar su forma de trabajo.

Empleados de todas las áreas migraron a la modalidad de teletrabajo y la nube o cloud computing de todos los servidores con este servicio disponible se han puesto a la orden de estas. Los gigantes tecnológicos han sumado todos sus esfuerzos a ofrecer más y mejores herramientas a todos sus usuarios quienes sin duda han incrementado su demanda. 

Algunos de ellos como Zoho no solo han decidido hacerlo de forma comercial, sino que también solidariamente con sus paquetes gratuitos. Pues, mientras algunas empresas luchan para mantener su cabeza a flote, AMAZON ha abierto 100.000 nuevos empleos para atender al gran aumento en el volumen de solicitudes es sus plataformas digitales. 

Y como ellos, Zoom, Meet y otras aplicaciones para llamadas de video han crecido de forma exponencial. Incluso Skype ha incrementado sus usuarios hasta en un 70% solo en la última semana de marzo (según informó Microsoft Teams)

Este salto abismal se dio en un periodo de tiempo realmente corto, haciendo que las empresas que anteriormente ofrecían este tipo de contratos como freelance o desde casa estén disfrutando de lo que ya venían cultivando, mientras que aquellas que no se adaptan día a día a las exigencias y retos que esto implica, pero, ¿es posible que esto persista una vez la crisis termine y sea posible regresar a la cotidianidad?

Las opiniones son encontradas entre el gremio tecnológico, según la Directora de Ventas de Zoho Carla García, este cambio ha llegado para quedarse no solo por practicidad, sino también por necesidad y razones ambientales y financieras. Mientras que Marcela Perilla Vicepresidenta en Latinoamérica de Dell Technologies este cambio a la era digital y del teletrabajo supone innumerables adaptaciones y cambios para los que las empresas Latinoamericanas no están del todo preparadas.

Dicha transformación probablemente no hace referencia a la adquisición de accesorios de última generación, pues según Trend Force (proveedor global en la industria tecnológica), la compra de productos tecnológicos ha disminuido abismalmente. Es el caso de los relojes inteligentes cuyas ventas reportan una caída del 16% y los computadores altavoces inteligentes en un 12,1%. El crecimiento se está viendo en aquellas compañías que brindan herramientas para hacer posible la digitalización de los servicios.

La realidad es que con la actual situación nos enfrentamos a un panorama en el que la gran mayoría de los sectores económicos están yendo en caída libre y los negocios con alternativas digitales que antes se consideraban opcionales, ahora se han convertido en lo que podríamos llamar “necesidades básicas”. Aplicaciones de servicios a domicilio, entrenamiento físico en casa y todas las herramientas ya mencionadas que facilitan el teletrabajo y el estudio desde casa se han abierto un nuevo camino entre sus grandes competidores.

Es evidente que la humanidad no podrá llegar del otro lado de esta crisis sin sufrir cambios definitivos que reinventen muchas de sus prácticas, tanto sociales como económicas y de desarrollo laboral y competitivo. 

Esta situación debe traducirse en el aprovechamiento de las oportunidades para la innovación tecnológica que ofrecen muchas plataformas y empresas, así como en la capacitación para estas nuevas metodologías. En el caso de las compañías, deben comprender la importancia de fortalecer su capacidad de adaptabilidad a las nuevas prácticas y la gran necesidad de cubrir todos sus flancos de negocio por medio de la implementación de medios digitales como apoyo para sus estrategias comerciales.

2020-05-18T21:48:26+00:00 mayo 18th, 2020|Nuestro Blog|