La Pandemia no solo modificó las formas de producir, sino de consumir ¿Cómo es el nuevo perfil de consumo?

Son tiempos de cambios. La pandemia y sus efectos sociales y económicos derivaron en la creación de un nuevo perfil de consumidor que toma protagonismo en las redes sociales y realiza allí lo que en otros tiempos solía hacer presencialmente. ¿Qué aprenderán las marcas de todo ello? 

En alianza con Statista, el portal web especializado en estadísticas del mercado mundial, Carlos Trelles, CEO de AXON Marketing and Communications, delineó el nuevo perfil de consumo que resultó de las limitaciones impuestas por la pandemia y que debe ser tenido en cuenta por las marcas y los gestores reputacionales de cara a los futuros escenarios prometedores en la era post Covid-19.

Primeramente, se abordó el contexto desde las cifras que deja el paso del coronavirus por Latinoamérica como 65 millones de empleos perdidos durante el primer semestre de 2020, de acuerdo a Statista, y la reducción del PIB regional al menos en un 7,2%, según estimaciones del Banco Mundial.

A partir de lo anterior y de las medidas decretadas por los diferentes gobiernos como el distanciamiento social, se produjo para Trelles el nacimiento de un nuevo tipo de consumidor que encontró en las redes sociales su espacio de acción e interacción favorito. Se trató, a fin de cuentas, de un vuelco de lo físico a lo digital y ello se constata en el aumento del tráfico web que en Argentina y Brasil creció más del 20% para el mes de abril.

Bajo esa premisa, Statista ha desarrollado estadísticas que detallan las características del nuevo perfil consumista de los usuarios digitales. De acuerdo a este portal web, las actividades relacionadas a las compras online, la educación en línea, las clases de cocina virtuales y los cursos de Yoga o relacionados, fueron las prácticas con mayor intención de realizar para los países de México, Colombia y Chile durante las cuarentenas.

Según el estudio, para abril de 2020, 77% de los mexicanos encuestados aseguraron tener intención de realizar compras electrónicas de víveres y productos de aseo, mientras que el 75% de chilenos consultados se mostraron más interesados en prácticas como la telemedicina. Organizar una cena familiar online fue la opción más favorable para el 63% de colombianos. 

Lo anterior hizo que espacios mercantiles como el comercio electrónico, o E-Commerce, tuviera un crecimiento exponencial en países como Perú (900%), México (500%), Brasil (130%) y Colombia (130%) durante la emergencia por el Covid-19.

Además, el vuelco a la vida digital produjo también el auge de plataformas de streaming como Netflix, demostrando que Latinoamérica, con Brasil a la cabeza con más de 19 mil suscripciones a plataformas de vídeo bajo demanda para 2020, es un mercado potencial para ofertar este tipo de servicios.

A partir de lo anterior, es clave preguntarse cómo comunicar ante este nuevo perfil de consumo y qué valoran más las audiencias en las comunicaciones de las empresas para formular desde los equipos de gestión reputacional y relaciones públicas las estrategias acordes a los retos y características de ese nuevo perfil.

En ese orden de ideas, Carlos Trelles invitó a buscar rasgos relativos a una comunicación más humana en momentos donde las cifras y los datos matemáticos opacan la humanidad de los usuarios. Sin embargo, a nivel corporativo sigue siendo esencial para él desarrollar introspecciones constantes sobre qué hace a la compañía única y útil siguiendo sus valores empresariales.

Ahora bien, a partir de lo anterior, diferenciarse sigue siendo el mayor desafío de cara a permanecer en el mercado ya que las audiencias, con sus altas exigencias, están buscando frecuentemente alternativas de consumo y las empresas con sus servicios y productos no están exentas de ello.

Consecuentemente con el auge digital, para Trelles sigue siendo indispensable la elaboración de mensajes claros lejos de generar confusión en las audiencias y para la transmisión de estos, las compañías lideradas por sus equipos digitales deben aprovechar las herramientas disponibles en un mundo omnicanal, como bautizó Carlos Trelles a los cientos de soportes tecnológicos característicos de la vida contemporánea.

Frente al inteligente aprovechamiento del escenario post Covid-19, caracterizado por una fuerte demanda de servicios y consumo y la frenética carrera de las marcas por recuperar terreno y ganancias, consolidar la percepción de una empresa coherente con lo que piensa y hace será otro rasgo fundamental para Trelles que las audiencias con sus nuevos perfiles de consumo valorarán.

Finalmente, para dar respuesta a los requerimientos de estos perfiles de consumo impulsados por el Covid-19, es necesario incentivar el perfeccionamiento de las habilidades profesionales de los equipos de las compañías, con el propósito de construir contenidos digitales de alto impacto en los nichos de mercado. En este punto, como siempre, la investigación y la creatividad serán aliados estratégicos infaltables en la generación de valor de las marcas. 

Leave a Reply

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp