Un mundo híbrido: la importancia de encontrar un balance entre los formatos online y offline

Por Catalina Parada, COO y Cofundadora de Axon Marketing & Communications

Es normal que en un mundo cada vez más digital e interconectado los canales online sean los grandes protagonistas, pues ofrecen grandes ventajas a la hora de posicionar una marca, donde destacan los bajos costos, la accesibilidad y el alcance. Aún así, la experiencia le ha demostrado a Axon Marketing & Communications que los canales offline –como el impreso– también son fundamentales para fortalecer la reputación de las marcas. El éxito, en realidad, dependerá de la adopción de ambos canales, teniendo como meta el cumplimiento integral del modelo PESO –Paid Media, Earned Media, Shared Media, Owned Media–, una hoja de ruta que permite definir e implementar una estrategia de comunicación omnicanal de manera sencilla e intuitiva.

Aunque es verdad que en los últimos años los canales digitales han permitido que compañías con ingresos moderados promocionen sus servicios y bienes con poco presupuesto, los medios offline siguen desempeñando un papel fundamental en el ecosistema mediático y en la promoción de las marcas. En otras palabras, los formatos online y offline tienen diferencias estructurales, pero ambos son fundamentales para las empresas que buscan implementar una estrategia sólida de marketing y construir lazos de cercanía entre la marca y los stakeholders, dando como resultado la fidelización de los usuarios y del público de interés.

Las estrategias integrales de marketing visualizan en ambos formatos una oportunidad de crecimiento, pues entienden las ventajas que cada medio ofrece y estudian el patrón de consumo del público objetivo y los canales ideales para difundir información sobre sus bienes y servicios. En ese sentido, la capacidad de análisis de consumo e impacto que ofrecen las herramientas digitales se complementaría con la difusión de contenido propio en medios de comunicación reconocidos que, a largo plazo, ayudaría en la fidelización de un público específico.

Aprovechar los recursos

La integración de estos dos formatos debe realizarse de manera inteligente y creativa. Las divergencias estructurales entre ambos conllevan, por ejemplo, a que el lenguaje difiera a la hora de promocionar los contenidos y de conseguir el engagement anhelado. Para obtener buenos resultados se recomienda, entre otros aspectos, contar con el acompañamiento de expertos y agencias que tengan conocimiento sobre marketing digital y los canales offline.

La experiencia de Axon Marketing & Communications; en el posicionamiento de marcas y la construcción de una reputación corporativa ha demostrado que una estrategia integral de marketing es aquella que integra –constantemente– los formatos offline y online, aprovechando las oportunidades que ambos medios ofrecen.

Debemos tener presente que la pandemia del covid-19, que nos obligó a migrar al mundo virtual para seguir desempeñando nuestras labores, no le ha restado importancia a los formatos offline y, en algunos casos, a la presencialidad. Aún así, teniendo presente que la salud debe ser hoy la prioridad, sí es importante mantenerlos en pausa hasta que sea seguro retomarlos, optando por el bienestar de las personas.

Posicionar una marca en un mundo tan competitivo no es fácil, pero el uso inteligente y creativo de cada recurso será de gran ayuda a la hora de conseguir el engagement anhelado entre la marca y los stakeholders. Es innegable que las organizaciones deben aprovechar las ventajas que ofrece el mundo digital, pero también deben optar por no descuidar otros canales que son fundamentales para su posicionamiento.

Deja una respuesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

No pares aquí

Explora más ideas